Nunca tires la toalla

salir-zona-confort

Esta es una reflexión orientada para personas ambiciosas, para personas que quieren salirse del camino establecido por la sociedad y coger el timón de sus vidas y pilotar hasta allí donde desean. En efecto, para personas que están madurando un cambio drástico en sus vidas y les aburre la zona de confort.

Como digo, salirse del rebaño y afrontar la vida de una forma fuera de lo común, asusta, y mucho. Es probable que te sientas solo cuando comentas tus ideas locas a tu familia, pareja, amigos más íntimos, etc. Las primeras veces sueltas comentarios del tipo “molaría tener tu propia empresa”, “yo algún día seré rico”… pero dime, ¿cuántas veces cuando tu padre, madre o tío te oyen decir esas cosas te miran, te cogen y te dicen ilusionados y con ganas de escuchar: “¡Qué ambición! ¿Qué tienes pensado?”. ¡Ninguna! Supongo que se creen que lo dices como lo han dicho todos alguna vez, esto es, por decir. ¿Cómo mi hijo va a ser un emprendedor o un futuro ejecutivo si no es lo más común?

Pero llega un día que te empiezas a aburrir en tu puesto de trabajo, que te sientes vacío, poco realizado y con una sensación de que solo estás dando el 10 % de tu potencial. Quizá si llevas poco tiempo en tu profesión primero piensas que debes dar un cambio a otra empresa, agencia o estudio más grande, pero si realmente eres de alma emprendedora, te volverá a asaltar ese sentimiento al cabo de X tiempo. Así que empiezas a preguntarte eso de intentarlo por tu cuenta, o de abrir tu propio negocio o hasta ser socio de alguna empresa de reciente creación o startup. Dicen que el que mucho abarca poco aprieta, y al principio puedes intentar trabajar en tu actual puesto de trabajo + poner en marcha tus planes, pero finalmente hay que acabar apostando por tu nueva vida. La vida que realmente quieres  y que te hará sentirte feliz.

Y aquí es donde voy. Por lo general, quizá la gente te diga frases como estas cuando cuentas tus intenciones:

  • ¡Buff! Es arriesgado.
  • ¿Dejarás de cobrar para probar suerte?
  • Ya estás trabajando de lo tuyo, ¡no estás picando piedra!
  • Pues no tienes mal sueldo como para dejarlo todo.
  • ¿Y si sale mal?
  • Pero no tendrás derecho a paro ni indemnizaciones si lo dejas.

Aquí es donde más fuertes tenéis que ser. En mi caso particular, no tengo muchísima gente en mi círculo más cercano de confianza, pero los pocos que tengo, me apoyan al 100 % en todo lo que decido. Porque saben cómo soy y que si estoy madurando seriamente una idea loca es porque llevo tiempo escuchando a mi cuerpo para llegar a esa decisión. Lo más gracioso es que siempre he acertado con mis decisiones, sean o no arriesgadas. De mi familia cercana, solo podría incluir a mi tío, no sé si porque tenemos rasgos en la personalidad muy comunes o porque también es más joven que mis padres. Pero a veces me siento mal porque ni en casa saben el potencial que tienen o hasta dónde quiere llegar su único hijo, sea como sea y convencido de que lo conseguirá.

Así que si no tenéis mucho apoyo, seguir, seguir con vuestras ganas y haced caso a vuestras intuiciones porque, colegas, nuestro cuerpo y mente son los que realmente saben qué es lo que queremos. Nadie más. No importa en qué momento estés ahora. Puedes incluso estar pensando en dejar la carrera porque te has equivocado. ¿Te crees que eres raro? ¿Te sientes mal porque os habéis dejado ya una pasta para nada? Para nada no, te ha servido para saber que eso realmente no era lo que te apasionaba, y seguramente te haya hecho hacer un click y hayas empezado a madurar tus otras ideas. ¡Así que imagina de lo que ha servido! Que no te importe el qué dirán, que no hagas caso a esa palabreja llamada miedo, porque como dije en el último post, el nivel de miedo que sientes por hacer algo es proporcional a las ganas reales que tienes de hacerlo. Que no te importe si no tienes ni un solo apoyo. Porque tienes el más importante de todos: tú.

Photo by Zoltan Tasi on Unsplash

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top